Consejos para portear a tu bebé todo el año

¿Se puede portear de forma segura en verano? ¿Y en invierno? ¡Sí, es posible portear todo el año! Nunca es tarde para empezar a practicarlo, ni tampoco se es demasiado mayor o pequeñito para ser porteado.  

El contacto físico con tu bebé es imprescindible y fundamental para la formación de la personalidad y de las relaciones sociales. Y esto es válido para cualquier estación. No olvides que el cuerpo de mamá ha sido el hogar de tu peque durante 9 meses, por lo que lo reconoce como su hábitat, sintiéndose seguro. 

El porteo ergonómico es un sistema de transporte, que asegura un contacto constante y una postura adecuada del niño, respetando fisiología y fisionomía del bebé y porteador. No hay límite de edad o peso para practicarlo, por tanto, es una práctica que puede realizarse todas los meses del año. Tan solo conviene tener en cuenta una serie de medidas para realizarlo de forma óptima tanto en verano como en invierno. 

Portear en verano. 

Llega el buen tiempo y todos queréis disfrutar en familia de días de playa, montaña o simplemente de una escapada al aire libre. Es probable que quieras descartar no tener que cargar a cuestas con el cochecito a todos lados. 

Esta estación es una época en la que se portea igual o incluso más que el resto del año. El hecho de estar de vacaciones, realizar un viaje, estar en la playa, etc. o dar más paseos disfrutando de llevar cerca a tu bebé, son ejemplos de situaciones típicas del verano en las que beneficiarte de la rapidez y comodidad del porteo

Lo mismo que nosotros no llevamos las mismas prendas en invierno que en verano, o seguimos algunas pautas para protegernos del calor, con el porteo ocurre lo mismo. Por ello, para portear seguro en verano, conviene que repases estos tips que te dejamos a continuación: 

  ✅    Evita el contacto «piel con piel». Si llevas una prenda escotada y su cabecita reposa sobre tu piel, ambos sudaréis mucho. Es preferible que vistáis con prendas de tejido 100% natural y transpirable. 

 ✅      Otro truco es recurrir a una muselina y colocarla entre su cabecita y tu pecho. Esto os hará disfrutar de un porteo más fresquito. Si te decantas por una muselina de mayor tamaño, también hará las funciones de parasol. Si ves que el sol aprieta fuerte, colócala sobre tu peque y protégele de las radiaciones solares. 

✅      Decántate por un portabebés con un tejido adecuado para estaciones más calurosas, como el verano. Y elige siempre tejidos naturales y frescos. El fular portabebés de agua de Amarsupiel es un sistema de porteo muy ligero. Está confeccionado en un tejido técnico “cool mesh”, que permite un secado ultra rápido. También encuentras este tejido en formato bandolera de anillas, la conocida bandolera de agua de Amarsupiel. Éste puede utilizarse desde los primeros meses de vida y hasta los 15kg. Otra opción que te encantará es la bandolera de rejilla Amarsupiel, de algodón y con una tejeduría preciosa ¡muy fresca y práctica! 

 ✅      Evita en la medida de lo posible salir en las horas de más calor, así como permanecer mucho tiempo bajo el sol directo. 

✅       ¡No olvides el protector solar! Tanto en verano como en invierno, es importantísimo proteger la piel de los peques. Aplica la crema en su cara, piececitos, piernas y orejitas para evitar quemaduras. Evitar la exposición antes de los 6 meses. Y siempre con gorrito de algodón.

Portear en invierno. 

A quién no le ha pasado que con el aire o frío le apetece menos salir de casa, y nos resulta más tentador meter al peque en el cochecito del bebé. Que no cunda el pánico. Aunque ésta sea una opción válida, conviene que sepas que portear en invierno también es seguro, práctico y súper cómodo. Lo importante es saber cómo. 

Una de las grandes inquietudes que tienen cualquier papá o mamá es cómo abrigar al bebé para que no pase frío. Esto es más habitual cuando se trata de portear un bebé recién nacido. Pero, por suerte, si tienes en cuenta algunas de las siguientes consideraciones, portear en invierno no sólo no será un quebradero de cabeza, sino que será una experiencia única, y muy agradable tanto para ti como para tu bebé. 

✅       Vestir al bebé por capas es lo ideal para portear en invierno. Decantarse por ropa calentita pero no muy voluminosa es lo óptimo. No olvides que el contacto corporal entre tú y el bebé ya cuenta como una capa más: al portear, el bebé y el porteador comparten el calor corporal que ambos generan. 

✅       Evita saquitos, buzos, etc. Como ya hemos comentado, al portear es fundamental que el bebé tenga las vías respiratorias despejadas, una las piernas en forma de “M”, y la espalda curvada en forma de “C”. Con este tipo de prendas tan voluminosas, es difícil ajustar bien al bebé dentro del portabebés e imposible comprobar si realmente va colocado en postura ergonómica. 

✅       Tú tampoco te abrigues demasiado. Lo ideal, como el bebé, es vestirte por capas, y que fácilmente puedas desprenderte de ellas. La mejor opción es que te abrigues por encima del portabebés. 

 ✅      Utiliza el sistema de porteo adecuado para el invierno. En el mercado existen variadas opciones para que ninguno de los dos os enfriéis al portear en invierno. Con los  abrigos de porteo os abrigáis tú y el bebé. Son una buena solución si vas a portear por un tiempo prolongado, y además, puedes aprovecharlo también durante el embarazo. 

Los cobertores son un tipo de pieza de abrigo, accesorio al porteo, que sirven para abrigar al bebé por encima del portabebé mientras tú sigues utilizando tu prenda habitual de abrigo. El cobertor ajustable de Amarsupiel es un producto versátil, 3 en 1, para cubrir al bebé durante el porteo sin ponerle un abrigo, como saco para poner en el carrito o en la silla del coche, sin que agobie.  

Esperamos que este contenido te haya servido de ayuda, y que disfrutéis juntos de las delicias del porteo todo el año.  Para cualquier duda, puedes contactar con nosotros en Amarsupiel. Feliz porteo 😉

Deja un comentario