Porteo con recién nacido. Beneficios del porteo natural en el desarrollo del bebé.

Numerosos estudios, demuestran que el contacto físico “piel con piel” y el porteo proporciona seguridad y tranquilidad al recién nacido. Esto significa que el porteo natural, realizado de forma segura, influirá muy positivamente en el desarrollo físico del bebé. Además, el porteo cuanto más precoz durante las primeras semanas de vida, más determinante será para que el bebé y sus papás conecten y empiecen a conocerse. Y en el caso de la madre, a reconocerse.

El método del porteo es un sistema de transporte muy beneficioso, que permite un contacto continuo entre el bebé y porteador, y está avalado por la Asociación Española de Pediatría (AEP), que lo recomienda, afirmando lo siguiente: “los bebés tienen necesidad continua de contacto. El portabebé ayuda a satisfacer esa necesidad, facilitando las tareas cotidianas al cuidador. Un bebé satisfecho adquiere progresivamente seguridad y autonomía e irá necesitando menos el contacto físico.”

Si todavía no conoces la cantidad de beneficios del porteo en el desarrollo del bebé, sigue leyendo, porque esto te interesa.

Beneficios del porteo del recién nacido

Portear a tu bebé desde recién nacido es súper beneficioso para ti y para tu bebé. No importa si porteas muchas o pocas horas al día; si lo realizas sólo en casa o también por la calle. La clave es que el porteo siempre será positivo para ambos. ¿Por qué? ¡Veamos!

El bebé llorará menos

Está demostrado que un bebé porteado llora menos. Es muy habitual que los recién nacidos lloren más durante sus primeras 6 semanas de vida. Aquellos bebés que son porteados de forma regular lloran hasta un 55% menos durante las horas de la tarde.

El contacto con mamá (o papá) y el balanceo, generan un entorno seguro para el recién nacido, porque reproduce la sensación de seguir en el útero materno. Esto le calma, le reconforta y le da seguridad.

Disminuirán los episodios de cólico del lactante

Aquellos bebés que son porteados padecen menos episodios de cólico del lactante, según las estadísticas. Este método mejora los síntomas del reflujo gastroesofágico, y, además, contribuirá a que tu hijo expulse mejor los gases tras la comida. Además hay estudios que afirman que el cólico del lactante es una somatización del bebé a nivel emocional y devolverle al cuerpo de la madre, ayuda a que el bebé se vuelva a equilibrar. Mano de santo portear con fular elástico o una camiseta de porteo crisálida de Amarsupiel. Se acabaron los llantos. Os dejamos un link directo a otra entrada súper completa para acabar con los cólicos del lactante. Que los pobres lo pasan fatal, pero las madres también.

Mejor control de la temperatura corporal

El método canguro, o piel con piel mediante el porteo, hará que el recién nacido regule mejor su temperatura corporal. Los bebés recién nacidos tienen tendencia a perder calor corporal en sus primeros días, y esto no es bueno para ellos. Mediante el porteo, nuestro cuerpo les ayuda a regular su temperatura, favoreciendo su autorregulación gracias a estar en contacto con él. El método canguro, o piel con piel mediante el porteo, hará que el recién nacido desarrolle mejor control de su temperatura corporal. Los bebés recién nacidos tienen tendencia a perder calor corporal en sus primeros días, y esto no es bueno para ellos. Mediante el porteo, nuestro cuerpo les ayuda a regular su temperatura, favoreciendo su autorregulación gracias a estar en contacto con él.

Dormirá mejor

La calidad del sueño del recién nacido mejora considerablemente si es porteado de forma regular. Se dice que un portabebés es una especie de “somnífero” para bebés. Estar dentro del portabebés, en contacto total con su madre o padre, le hará al bebé conciliar más fácilmente el sueño y durante más tiempo.

Prevención de plagiocefalia

Al no pasar tantas horas con la cabecita apoyada sobre la cuna, se previene la deformación de la cabeza o plagiocefalia postural.

Favorecerá el desarrollo fisiológico y muscular del bebé

El porteo mejora el tono muscular y la curvatura fisiológica de la espalda, mientras que favorece el óptimo desarrollo de las caderas del recién nacido. Dentro del portabebés, el recién nacido mantiene su postura fisiológica natural, posición “ranita”; al no forzar su postura, fortalecerá la musculatura de su espalda, favoreciendo, como decimos, el correcto desarrollo de su columna vertebral, cadera y piernas.

Ideal para favorecer la lactancia materna

Portear a un recién nacido favorece la lactancia materna debido a que a mayor contacto físico entre mamá y bebé, aumenta la producción de la leche.

Fortalecerá vuestro vínculo afectivo

Al portear a tu hijo potenciarás al máximo un apego más seguro. Reconocerás de forma precoz las señales del bebé y las atenderás antes. Tu bebé crecerá seguro y feliz sabiendo que atenderás sus demandas sin necesidad de que llore. Esto se traduce en un mejor desarrollo, produciendo un futuro “niño mayor” independiente y seguro.

Mamás con menos depresión post-parto

A todas esas mamis preocupadas con la depre post-parto, sabed que mediante el porteo, se disminuye el riesgo de padecerla; al llorar menos los bebés, descansarán mejor, esto se traduce en que tu autoestima mejorará, porque te hará sentir mejor y más segura.

Si después de conocer un poco mejor todas las bondades del porteo natural para ti y tu bebé, quieres lanzarte a este maravilloso mundo, confía en Amarsupiel y en todos sus productos de porteo, de primera calidad. Fular de porteo (no es tan difícil, os dejamos entrada al porteo con fular elástico), mei tai evolutivo, mochilas portabebés, etc… las opciones son muy variadas. Visita nuestra tienda online y decántate por tu fórmula de porteo preferida, y que se adapte perfectamente a ti.

Deja un comentario